Nominados a los Oscar y la inclusividad

Ya están aquí los nominados a la próxima entrega de premios Oscar que realiza la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas de EEUU. Y como cada año viene con una gran cantidad de expectativa, pero sobre todo de controversia. ¿Por qué? Fácil: la falta de diversidad cultural en las nominaciones. Y antes de saltar a decir que eso no tiene importancia porque “si no hay mujeres directoras nominadas seguramente es porque no son tan buenas” hablemos un poco de la importancia de incluir más diversidad de voces a un evento de espectáculo tan popular como este.

Al margen de si los Oscares tienen o no prestigio, es innegable que tienen una fuerte influencia en el mundo del entretenimiento, o al menos en la percepción popular que se tiene sobre “buen cine”, además de su carga sociopolítica, al menos en lo que Hollywood se refiere. Año tras año se vuelven tema de debate entre la gente de la industria así como entre la comunidad cinéfila, y los últimos años una de las razones principales que más genera discusión es sobre si los Oscares no son lo suficientemente inclusivos o, por el contrario, en verdad solo se enfocan a lo mejor que da el cine durante el año.

El tema de la inclusión es algo no tan fácil de abordar pues se puede abordar desde la completa ignorancia, lo que provoca acercarse a él de manera muy superficial cayendo en conclusiones que no aportan nada a la discusión. Pero sea como sea, es algo muy importante como para simplemente desestimarlo o exigirla por exigirla.

Es entendible que se critique a dicha inclusión de ser forzada y “políticamente correcta”. Hay decenas de casos que ilustran la forma superficial en la que grandes compañías solo buscan el beneficio de ser correctos, para así llegar a una audiencia o consumidor más amplio. Disney es el claro ejemplo de esto, se jacta de incluir personajes de sectores minoritarios cuando en realidad lo que nos da son extras que están de mero adorno y que no se dignan en desarrollar. Se puede ver en películas como la reciente El Ascenso de Skywalker, donde una pareja de lesbianas nos regalan un beso que está metido para cumplir y decir que son los más socialmente conscientes (sí, sean gays pero allá de lejitos pa’ no molestar, que a los que no les gusta el asunto también son nuestra audiencia), o en la última entrega de Avengers, donde se conforman con meter un plano donde aparecen todas las heroínas en lugar de darles más peso en la trama y hacerlas parte indispensable para la conclusión de la misma (¿Por qué no ampliar la participación e importancia de Capitana Marvel? ¿qué les detiene que ella u otro personaje femenino sean quienes tienen peso valioso en la narrativa?)). Y así podríamos seguir poniendo ejemplos de cómo las productoras buscan colocar filmes bajo la falsa bandera de la conciencia social sólo para poder captar la atención que necesitan para generar dinero.

Fuente: Movieweb

Pero la inclusión social no es la inclusión forzada, y el menosprecio a las quejas solo vuelve más difícil entender la importancia de tomar en cuenta voces que sistemáticamente han sido calladas o ignoradas. Sobre todo en una industria tan grande e influyente como es la Hollywoodense, que parte de su grandeza la adquirió gracias a la explotación creativa de minorías, tanto sus ideas y cultura, como de fuerza de trabajo.

Y esto no es un invento, tan solo hay que ver lo que hizo en su momento D. W. Griffith, una de las mentes más prestigiosas en el mundo cinematográfico, pero también un racista declarado. Su filme The Birth of a Nation de 1915 es un hito en el cine. Una de las películas más revolucionarias en su momento gracias a sus avances técnicos pues llevó el lenguaje cinematográfico a un nivel que sentó cátedra y definió mucho de lo que conocemos ahora. Pionera en la forma de usar los close-ups, los fade-outs, además de ser la primera en tener una banda sonora con orquesta y arriesgarse a alcanzar un metraje de 3 horas, la película también era abiertamente racista. La trama, que contaba la historia de los Estados Unidos durante la Guerra de Secesión a través de dos familias amigas (cada una representando el Sur y el Norte del país) mostraba a las personas de color -muchos de los cuáles eran actores blancos maquillados aka blackface– como personas moralmente detestables, violentas, poco inteligentes y abusadoras, a la vez que mostraban al Ku Klux Klan como un movimiento heroico.

Fuente: Wikipedia

Y eso por mencionar un solo proyecto de los miles que ha producido Hollywood a través de los años. Han salido películas donde la mujer es usada como mero objeto sexual o romántico, o donde se caricaturizan a homosexuales. Si nos vamos a la labor dentro de la industria, el trabajo de mujeres, gente de color, morenos, asiáticos, homosexuales, siempre se ha visto invisibilizado. Y todo esto siempre en favor de la misma visión: varones blancos que no conocen el mundo más allá de lo que ellos vivieron, que regularmente es un mundo con más privilegios que desventajas, y que dictaba qué cultura es la que se impondría. Ellos eran quienes decían qué tipo de películas se hacía, y al margen de que siempre ha habido quienes están interesados en otro tipo de historias, el hilo de Hollywood siempre ha sido cortado con la misma tijera. Estas mismas personas son las que siguen dictando agenda en la industria, y que creen que una persona de color solo merece ser considerada cuando participa en un filme que habla sobre esclavitud (la mayoría de las veces esa es la constante cuando hay nominaciones y ganadores negros en los Oscar).

Con esto no quiero decir que las películas nominadas este año sean malas y no merezcan la consideración, pero no se puede tapar el sol con un dedo y fingir que no hace calor. Increíble que Greta Gerwig no haya sido parte de la terna después de entregar Mujercitas, mientras que Todd Phillips sí. Y no me malinterpreten, Joker me parece una película de grandes méritos, valiente y arriesgada, pero quien sepa un mínimo de cómo funciona el cine, la dirección palidece mucho sobre todo si se compara con el trabajo de sus competidores. ¿O qué me dicen de Awkwafina? Quien ya se llevara el Globo de Oro por su actuación en The Farewell hoy se ve ignorada y en su lugar tenemos a… ¿Renee Zellweger? Vaya, que es una buena actriz, pero su película biográfica sobre Judy Garland ha pasado sin pena ni gloria en la cartelera internacional y para la crítica especializada.

La lista de ignorados sigue y lamentablemente las 7 nominaciones para Parasite, película coreana dirigida por Joon-ho Boong, que se llevó la atención total del mundo este año y que de no haber ganado la Palma de Oro en Cannes seguramente también hubiera sido ignorada, no son suficientes para creer que la Academia está viendo más allá de su imperio.

Fuente: Milenio

La importancia de la inclusión social en la cultura popular, el arte y la industria abarca más que solo darle espacios a minorías. Se trata, fundamentalmente, en visibilizar las diferentes voces que están definiendo desde hace décadas la forma en que se hace y se ve, las voces que moldean la cultura que define a una grandísima parte de la humanidad y que, por consecuencia, define el futuro. La innovación hace mucho que dejó de estar en manos de unos cuantos ejecutivos privilegiados, y el cine como arte, medio de comunicación y cultural, está evolucionando y revolucionando por las voces que históricamente han sido ignoradas y que hoy en día suenan más fuerte que nunca.

Hace años que nadie se toma en serio a los Oscares, pero su influencia e importancia siguen siendo grandes, y la Academia debe empezar a replantearse en serio la forma en que ven al cine, que supuestamente es la médula espinal que los mantiene en pie. Si no están dispuestos a abrir los ojos a la multiculturalidad que los rodea, esa médula espinal va a quedar parapléjica más pronto de lo que creen.

En fin, los nominados fueron anunciados y la entrega está a la vuelta de la esquina. Hay esperanzas de que se haga justicia, pero sinceramente no será así. Veremos sorpresas y premios cantados, pero los atropellos no se quedan en el anuncio de las nominaciones, así que esperemos ver cómo se vuelve a ignorar a Martin Scorsese, por decir solo uno de tantos.

Aquí la lista de nominados.

Mejor película


Mejor actriz


Mejor actor


Mejor dirección


Mejor actriz secundaria


Mejor actor secundario


Mejor vestuario


Mejor banda sonora


Mejor montaje de sonido


Mejor mezcla de sonido


Mejor película de habla extranjera


Mejor fotografía


Mejor película animada


Mejor guion adaptado


Mejor guion original


Mejor canción


Mejor diseño de producción


Mejores efectos especiales


Mejor maquillaje y peluquería

  • Kazu Hiro, Anne Morgan y Vivian Baker, por El escándalo
  • Nicki Ledermann y Kay Georgiou, por Joker
  • Jeremy Woodhead, por Judy
  • Naomi Donne, Tristan Versluis y Rebecca Cole, por 1917
  • Paul Gooch, Arjen Tuiten y David White, por Maléfica: maestra del mal

Mejor documental


Mejor cortometraje de ficción

  • Brotherhood
  • Nefta Football Club
  • The Neighbor’s Window
  • Saria
  • A sister

Mejor cortometraje animado

  • Dcera (Daughter)
  • Hair Love
  • Kitbull
  • Memorable
  • Sister

Mejor cortometraje documental

  • In the absence
  • Learning to skateboard in a warzone (if you’re a girl)
  • Life overtakes me
  • St.Louis Superman
  • Walk run cha-cha

Mejor montaje

Texto de César Augusto.


Sigue nuestras redes: Facebook y Twitter.

Rumbo a los Oscar: Quiénes fueron los ganadores de los Premios Globo de Oro

El 5 de enero pasado, tuvo lugar la 77ª edición de los Premios Globo de Oro, en su ya clásica sede desde 1961 el hotel Beverly Hilton, en Beverly Hills —una de las capitales mundiales del entretenimiento—. 

Fuente: Twitter

Seguramente nuestros lectores y lectoras sabrán, estos premios son entregados por los 93 miembros de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA, por sus siglas en inglés), para reconocer el trabajo realizado por quienes trabajan en la industria del cine y la televisión; no solo de Estados Unidos, sino a nivel mundial. Y también, quienes gustan de los productos de la televisión y del cine, sabrán que los Globo de Oro son la antesala de los premios Oscar, y quienes ganan en los primeros se perfilan, generalmente, para ganar también en los segundos. 

Debido a este último detalle, en Blanks queremos recordarles quiénes se llevaron un Globo de Oro a casa para que puedan darse una idea de las cartas fuertes rumbo a los Oscar. Por cierto, este lunes 13 de enero se anunciarán las ternas nominadas y los ganadores serán anunciados en la gala el próximo 9 de febrero. 

  • Premios honoríficos
    • Premio Cecil B. DeMille a la trayectoria cinematográfica: Tom Hanks
    • Premio Carol Burnett a la trayectoria televisiva: Ellen Degeneres
  • Cine
    • Mejor película – Drama: 1917
    • Mejor película – Comedia o musical: Once Upon a Time in Hollywood
    • Mejor película en lengua no inglesa: Parásitos (Corea del Sur)
    • Mejor director: Sam Mendes (1917)
    • Mejor actriz – Drama: Renée Zellweger (Judy)
    • Mejor actor – Drama: Joaquin Phoenix (Joker)
    • Mejor actriz – Comedia o musical: Awkwafina (The Farewell)
    • Mejor actor – Comedia o musical: Taron Egerton (Rocketman)
    • Mejor actriz de reparto: Laura Dern (Historia de un matrimonio)
    • Mejor actor de reparto: Brad Pitt (Once Upon a Time in Hollywood)
    • Mejor Guion: Once Upon a Time in Hollywood – Quentin Tarantino
    • Mejor banda sonora (partitura original): Joker – Hildur Guðnadóttir
    • Mejor canción original: «(I’m Gonna) Love Me Again» Rocketman; compuesta por Elton John y Bernie Taupin
    • Mejor película animada: Missing Link
  • Televisión
    • Mejor serie – Drama: Succession
    • Mejor serie – Comedia o musical: Fleabag
    • Mejor miniserie o telefilme: Chernóbil
    • Mejor actriz de serie – Drama: Olivia Colman (The Crown)
    • Mejor actor de serie – Drama: Brian Cox (Succession)
    • Mejor actriz de serie – Comedia o musical: Phoebe Waller-Bridge (Fleabag)
    • Mejor actor de serie – Comedia o musical: Ramy Youssef (Ramy)
    • Mejor actriz de miniserie o telefilme: Michelle Williams (Fosse/Verdon)
    • Mejor actor de miniserie o telefilme: Russell Crowe (The Loudest Voice)
    • Mejor actriz de reparto de serie, miniserie o telefilme: Patricia Arquette (The Act)
    • Mejor actor de reparto de serie, miniserie o telefilme: Stellan Skarsgård (Chernóbil)

Esto nos da pistas muy sólidas sobre quiénes serán las ternas nominadas y posteriores ganadores de los premios Oscar. Por ejemplo, Once Upon A Time in Hollywood, de Quentin Tarantino, se llevó tres premios; 1917, Joker y Rocketman, se llevaron 2 premios cada una. Por lo tanto, es muy probable que se lleven alguna estatuilla el próximo 9 de febrero, porque seguro serán nominadas. 

Por su parte, también están las películas que fueron nominadas en varias categorías, aunque solo hayan ganado algunas o ninguna —pero es muestra de su buena calidad—. Entre estas están: Historia de un matrimonio, 6 nominaciones; El Irlandés y Once Upon A Time in Hollywood, 5 nominaciones; Joker y The Two Popes, 4 nominaciones; 1917, Knives Out, Parásitos y Rocketman, 3 nominaciones; Bombshell, Dolemite Is My Name, The Farewell, Frozen 2, Harriet, Jojo Rabbit, El rey león, Mujercitas y Dolor y gloria, 2 nominaciones. 

Hagan sus apuestas, porque la temporada de premios cinematográficos está por llegar a su clímax.


Sigue nuestras redes: Facebook y Twitter

¿Por qué El Ascenso de Skywalker es la peor entrega de la saga de Star Wars?

Fuente: FilmAffinity

El 19 de diciembre del año pasado fue estrenada en México la última entrega de la saga original de Star Wars, producida luego de que Disney comprara Lucasfilm en 2012. Esta entrega lleva el nombre de «El Ascenso de Skywalker» (en inglés: The Rise of Skywalker), y cierra la tercera trilogía, luego de las estrenadas entre 1977 y 1983, y entre 1999 y 2005.

En general, la trilogía entera producida por Disney ha sido la que peor recepción ha tenido entre los fanáticos, ya que tiene varias inconsistencias con respecto al canon original de Star Wars —aunque también porque hay un grupo muy radical de seguidores a quienes no les gustan los cambios—. Sin embargo, al margen de diferencias entre si los nuevos cambios que dejó el Episodio VIII son del gusto o no de la gente, se puede asegurar sin ninguna duda que El Ascenso de Skywalker es la peor de todas las películas de la saga completa.

Y es que Episodio IX tiene unos hoyos tremendos en la trama, inconsistencias que son notables incluso aunque no se sea erudito en Star Wars. Si bien la primera trilogía no es una oda al cine de autor y de escritura de alta calidad, lo que nos mantenía fascinados con la saga era que tenía una congruencia interna que hacía que todos los elementos fantásticos tuvieran sentido y nos terminaran de enamorar. Esta coherencia es inexistente en la trilogía producida por Disney.

De aquí en adelante se vienen spoilers.

El primer aspecto que es sumamente criticable es: ¿Qué carajos hace Palpatine vivo? 

Fuente: SinEmbargo

Desde el primer segundo de la película nos cuentan que el antiguo Emperador, el malvado Lord Sith Darth Sidious se encuentra vivo y poderoso y todos lo saben porque ha mandado un mensaje de voz a todos los rincones de la galaxia.

¿Qué?

No hay explicación de porqué eso está ocurriendo en esta película ¿Recuerdan lo mucho que les costó mantener vivo a Anakin después de quemarse en La Venganza de los Sith (episodio III)? Pusieron a la maquinaria del Imperio a trabajar: médicos, tecnología, etc. Parece sacado de la manga, pero bueno, se los pasamos.

Pero aquí no hay razón más que la explicación en una línea de diálogo que nos dice que el lado oscuro de la fuerza lo mantuvo vivo. ¿Por qué? Porque al lado oscuro de la fuerza se le hinchan las pelotas, por eso. Sabe cómo es que sobrevivió a la caída en el reactor de la Estrella de la Muerte —arrojado por Darth Vader— y a su posterior destrucción; luego de esa batalla no quedó nada. ¿Quién lo rescató? ¿Cómo lo rescató? ¿Cómo sobrevivió su cuerpo?

Pero eso es solo el principio, de aquí en adelante se viene una serie de situaciones y resoluciones sin el mínimo rigor de escritura, y por la misma razón pondré sin ningún rigor cronológico las cosas que más absurdas me han parecido.

1. ¿Cuál era el plan de Palpatine en El Ascenso de Skywalker? Que Rey lo matara para que, aunque ella no fuera su alumna, su espíritu pasara al de ella —como ocurre entre los Sith—. ¿Y qué pasa al final? Lo mata, pero el espíritu de Palpatine no se apodera de Rey. En El regreso del Jedi (episodio VI) Luke sabe que no debe matarlo, porque si lo hace pasará al lado oscuro, así que resiste hasta el final y ni siquiera acaba con su padre Darth Vader. En el episodio IX, Rey no se vuelve al lado oscuro a pesar de matar a Palpatine. Además está que Palpatine prácticamente se suicida. El Emperador pudo solo dejar de disparar rayos y no le ocurriría nada. Pero por alguna extraña razón siguió aventando rayos. Es como si usar el lado oscuro de la fuerza para atacar con electricidad fuera como orinar: «¡Una vez que empiezo no puedo paraaar aaaghhgrgg!»

2. La otra parte del plan de Palpatine no tiene sentido: si siempre estuvo vivo, y por alguna razón ahora que está medio muerto es más fuerte que antes y ya tenía mil destructores, ¿para qué manipuló a Ren?, ¿por qué no él solo comandaba las fuerzas del mal de la Orden Final? También dice que siempre manipuló a Kylo, que él era Snoke. ¿Para qué se gastaba en hacer tanto? ¿Por qué no lo dijo desde un principio? ¿Cuál es el punto de crear un avatar de Snoke?

3. Rey resulta ser la nieta de Palpatine. ¿Por qué? Porque Rey debía tener un linaje. A pesar que en la película anterior se dejó claro a través de Rey que no se necesita venir de padres especiales para poder ser un jedi, aquí botan eso a un lado y te meten que Palpatine tuvo un hijo y ese hijo una hija. ¿Nunca nadie se enteró que tenía un hijo?, ¿su hijo no era sensible a la fuerza? ¿con quién procreó Palpatine? Que Rey sea su nieta es un intento muy malo de replicar el legendario momento de «Luke, yo soy tu padre».

Fuente: ABC

Ya en la película anterior Luke explica que la Fuerza no es algo exclusivo de los Jedi entrenados, que estos cometieron un error queriendo hacerla exclusiva pensando que solo los elegidos son sensible. ¿Por qué desechar esa idea? 

4. Rey tiene poderes curatorios por su dominio de la Fuerza. Pero en realidad así no funciona la Fuerza, el mismo Han Solo lo menciona. Se sabe que no solo se trata nada más de hacer la santa voluntad de quien la maneja y en El Ascenso de Skywalker la usan para justificar cualquier cosa que requiera la trama. 

Que Rey (y Kylo al final de la película) sean capaces de controlar la fuerza incluso para revivir personas, entonces todo el conflicto planteado en las precuelas es inmediatamente anulado y reducido a una ridiculez. ¿Por qué no también eran capaces de curar otros Jedis como Obi-Wan, o el mismo Anakin, que bien pudo haber salvado a su madre y a Padme? Nada tiene sentido.

Tal vez lo único que no es tan desagradable de la película es la redención de Kylo Ren, pues hasta cierto punto es lo único que tiene una resolución natural. Aunque probablemente porque los guionistas no quisieron meter más mano en eso (y motivados claro, por contentar cierto grupo de fans que pedían una relación romántica y claramente tóxica entre Kylo y Rey).

Fuente: Sensacine

Podría seguir sacando más puntos increíblemente malos de la película metiéndome en los arcos de los demás personajes, donde tenemos a un Poe relegado a ser un intento de Han Solo, y un Finn completamente prescindible y desperdiciado de principio a fin. En resumen, El Ascenso de Skywalker es la película de Star Wars que menos se trabajó argumentalmente, llevando a realizar un filme que no se sostiene por sí misma, y mucho menos si se toma como el último arco de una saga de 9 películas. Llena de explicaciones sacadas de la manga, nuevas tramas innecesarias y un narrativa en modo turbo que no da tiempo para que los espectadores se involucren, y que termina cansando y deseando que no volvamos a ver nada de Star Wars en mucho tiempo. 

Texto de César Augusto