La vida de tour

 

Foto: Panda Collective

Foto: Panda Collective

Lxs amigxs se hacen en el camino. Y vaya que hay muchos caminos por los cuales se puede andar, como las carreteras.

Este camino comenzó en un tiempo y espacio determinados: 12 de abril en Guadalajara con el kickstart show del mini tour de Semana Santa de Nevado y Sureste. Completaban el line up de lujo varias bandas que en pocas ocasiones se configura de esa manera: Diciembretrece, Mar Perdido, Diez Veces Yo y Say Ocean. Seis bandas en total con el objetivo principal de unir a la gente mediante el micrófono.

Fue un show bastante divertido, que tuvo matices que iban de la melancolía a la ventura total.

Al día siguiente Nevado y Sureste nos enfilaríamos rumbo a la segunda escala del tour: San Luis Potosí. Por delante se enfilaban muchos kilómetros de carretera con sus respectivas escalas, imprescindibles para poder convivir más allá de recargarte en el hombro del de al lado y no morir de tortícolis.

Dado que varios tenemos horarios laborales imperialistas, la salida fue hacia las 3 o 4 de la tarde. Íbamos con buen tiempo pero no contábamos con las peregrinaciones que Semana Santa atrae en los alrededores de San Juan de los Lagos, porque si bien no pasamos exactamente por ahí, durante un tramo cerca de Lagos de Moreno que abarcaba alrededor de 5 kilómetros, lo recorrimos en 45 minutos a vuelta de rueda (diría mi mamá).

Luego de ello no hubo más contratiempos en el camino sino hasta casi llegar a SLP, donde en una bifurcación tomamos la opción que nos retrasó cerca de 20 minutos más en carretera (además de una caseta extra).

Foto: Panda Collective

Foto: Panda Collective

Llegamos en la noche directo al venue, en el que había solamente unas 5 o 6 almas perdidas de esas que suelen llegar temprano a los shows. Pero conforme nos adentramos en la noche (y en el frío potosino) llegó más gente. Dos bandas jóvenes se encargaron de abrir el evento: Supernavi y Audrey. La tercera banda potosina fue Párraz, quienes presentaban su EP debut «Realidades Universales». Si bien también son de reciente creación, dos de sus integrantes son viejos conocidos en la escena del rock potosino independiente.

Foto: Panda Collective

Foto: Panda Collective

Al día siguiente, viernes 14 de abril el destino estaba fijado en Torreón, una ciudad que no suele ser escala habitual en los tours de bandas de la escena. Partimos a las 7 de la mañana para no ir con el tiempo correteándonos, pero no contábamos con que la llanta trasera derecha iba a reventar a 40 minutos de empezado el viaje. Afortunadamente nuestro conductor estrella y vocalista de Nevado, Werick, evitó que derrapáramos o nos ocurriera alguna desgracia mayor, pero tuvimos que esperar alrededor de hora y media para que llegara la asistencia en el camino, ya que no teníamos herramienta suficiente.

18034075_1928892197390957_1447248818209022805_n

Foto: Panda Collective

Foto: Panda Collective

Foto: Panda Collective

 

 

 

 

 

 

También en este punto nos daríamos cuenta que el aceite de transmisión se tiraba, y fue una constante durante los tres días restantes. A las paradas al baño o a comer, era obligado comprar un par de botes de aceite.

Al cambiar a la llanta de refacción, supimos que no podríamos ir más allá de 5 km sin que reventara también, por lo que tuvimos que regresar al pueblo más cercano a comprar otra en condiciones medianamente mejores. Ahí se esfumó otra hora del tiempo.

Casi por llegar a Torreón, nos paramos en una gasolinera/súper, en donde varios aprovecharon una manguera de agua para bañarse: desde solo la cabeza y brazos, como José Luis y Aldo; hasta de cuerpo completo, como Yimi.

Foto: Panda Collective

Foto: Panda Collective

Pasadas las 8 de la noche entramos a Torreón. Lo sorprendente era la poca gente en las calles; parecía que se pusieron de acuerdo para salir de la ciudad el día que íbamos a tocar. Aunque claro, la mayoría de quienes íbamos en la van nunca habíamos visitado dicha ciudad; cabe la posibilidad de que sea la situación normal.

En el venue había poca gente pero, igual que un día previo en SLP, conforme avanzó la noche se congregó más público.

Este show fue extenso: tocaron Capitán, Sr. Pirata Mantarrayas, Párraz (que nos acompañaron de cerca en la carretera) y, claro está, Sureste y Nevado. La gente nos recibió muy bien a las bandas foráneas. En particular, con Sureste disfruté mucho de la respuesta de la gente, y que coreaban y gritaban las letras de las canciones. Sentí un vínculo muy cercano. Además también se sintió una vibra especial entre nosotros durante la ejecución.

Foto: Panda Collective

Foto: Panda Collective

Foto: Panda Collective

Foto: Panda Collective

Al estar en la casa donde pudimos dormir algunas horas, casi cuando la mayoría ya dormía, platicaba un poco con Eddie de Nevado, y le comentaba sobre una youtuber española llamada Ter, y el por qué era de las pocas personas dedicadas a ello que me gustaba seguir. Logré que empezara uno de sus videos, mientras le contaba todo esto, pero cuando escuché que se reproducía otro video y no me respondía, me di cuenta que Eddie se había dormido ya; en cambio yo me encontré solo hablándole al aire acondicionado.

De ida a Monterrey todo pasó más rápido. Tal vez por el hecho de que está relativamente cerca  Torreón… ya que me dormí la mayoría del camino.

Llegamos alrededor de las 12:30 del día. Alex de Dan Taylor ya nos esperaba cerca del metro, en donde resguardamos el equipo musical que cargamos en el bello departamento donde Alex y Werick grabaron Cicatrices en acústico en diciembre pasado.

En lo que se llegaba la noche, fuimos a comer al restaurante AL (antes Alaska) famoso por ser donde Jumbo grabó el video de su canción «Siento que». Hace más de diez años, mientras gustaba de ver ese video, nunca imaginé que alguna vez me encontraría ahí mismo comiendo un menú de comida corrida muy rica, a buen precio y en grandes porciones. Tan solo con el caldo de entrada casi me di por satisfecho; obvio no pude resistirme y me acabé el platillo entero.

Mientras algunos fueron al Parque Fundidora, otros aprovechamos para dormir un poco. La vida de tour, si bien es muy satisfactoria, requiere de descansar lo más que se pueda en los pequeños ratos posibles.

Foto: Panda Collective

Foto: Panda Collective

El show en Monterrey también tuvo varias bandas: Invenient (de Nuevo Laredo), Sombrero’s, Strong Belief y Dan Taylor. Mientras tocaba Nevado, se llegó la hora de inició del cumpleaños de José Luis; Aldo y yo fuimos por unos roles al Seven Eleven y lo sorprendimos para que en el venue le cantáramos las mañanitas por su nueva vuelta al Sol.

Foto: Panda Collective

Foto: Panda Collective

Luego del show hubo un tiempo pequeño para seguir vitoreando al cumpleañero, y entre fotos y abrazos de despedida de la gente de Monterrey, nos enfilamos a nuestro regreso a Guadalajara. Era obvio que las 10 horas que marcaba el GPS iban a ser muchas más, pero como lo he dicho, es justo el camino en carretera que ofrece un sinfín de oportunidades para conocernos a nosotrxs mismos y entre lxs unxs y lxs otrxs.

Foto: Panda Collective

Foto: Panda Collective

Foto: Panda Collective

Foto: Panda Collective

Durante el regreso, justo antes de abandonar Zacatecas y entrar en territorio jalisciense, un retén de policía nos hizo señales para orillarnos. Luego de las preguntas de manual, y de saber que viajábamos dos bandas de música, el oficial encargado de asegurarse que no éramos gente “mala”, nos preguntó si traíamos discos par regalarle. Hasta afortunado fue ya que se llevó dos EP’s, uno de Sureste, uno de Nevado.

Cerca de las 6 de la tarde estábamos entrando a la ciudad de Guadalajara, luego de unas 13 o 14 horas de camino a casa. Ahí terminaba el mini tour de Semana Santa, pero habían comenzado otras cosas entre las personas que íbamos. Porque lxs amigxs se hacen en el camino. Y vaya que hay muchos caminos por los cuales se puede andar, como las carreteras.

17991860_1928892114057632_6283559649472408368_n

Foto: Panda Collective

Gente en la van

Sureste: José Luis, Aldo, Andy, Jesús.

Nevado: Werick, Eddie, Óscar, Joni, Yimi.

Panda Collective: Andrea.

Merch guy: Mauricio.

Pueden checar completo el álbum de fotos en la página de Facebook de Sleepy Panda Records.


 

Texto por: Jesús Tello.

 

Down The City Lights estrena EP: Careworn

Fuente: Cortesía

Fuente: Cortesía

The are no more great days… just days.

Down The City Lights (DTCL), banda oriunda de León, Guanajuato, lanzó hoy su primer EP titulado “Careworn”, el cual demuestra una evolución bastante propositiva en comparación con un par de singles lanzados hace año y medio, aproximadamente.

Para este material, DTCL deja atrás los breakdowns easycoreros y se embarcan hacia un sonido más inclinado al punk pop cargado de tintes melódicos, sumado a la experiencia y madurez en todos los aspectos: tanto persona como musicalmente. Cabe destacar la grabación y producción a cargo de Sebastián Ortega, de Tempest Studio.

En su página de Facebook publican:

Distancia, tiempo y caminos diferentes han hecho que cada vez sea más difícil hacer música con mis mejores amigos, después de una larga espera se dieron las cosas para poder grabar y lanzar estas 3 canciones que junto con otras 5 teníamos guardadas, estas 3 canciones significan mucho para nosotros al igual que esta banda, esperamos en un futuro poder sacar más canciones y tocarlas en vivo pero por el momento es todo lo que podemos ofrecer.

Escuchar este EP es un must, ya que en verdad demuestran todo el esfuerzo de esa larga espera. Y habrá que esperar las demás canciones, porque de seguro todo lo que DTCL quiere expresar con estas canciones, según me cuenta por chat el bajista José Luis, resultará en una explosión de bellos sonidos.

Felicidades a toda la banda: Ernesto Ramírez (batería), José Luis Camarena (bajo), Armando Salazar (voz), Memo Valenzuela (guitarra y voz de apoyo), y Sebastián Ortega (productor y guitarrista en vivo).

Escúchenlo:

Y acá pueden descargarlo completamente gratis.

Cadena de oración para que toquen en vivo pronto.


No olviden seguirnos en las redes: Facebook y Twitter.

De Paso: una pieza de Diego Martínez

13244796_871005953025801_5266141780125756066_n

Fuente: Cortesía

De Paso nos acerca otras realidades que la mayoría de las veces, en el día a día, ignoramos o no podemos imaginar con preciso detalle cómo son en verdad éstas. Y con estas otras realidades me refiero a las de los migrantes centroamericanos  en su paso por la ciudad de Guadalajara rumbo a tierras estadounidenses, con el único fin de buscar algo que no han podido encontrar en su país natal: tener los medios económicos para vivir dignamente.

Diego Martínez, artista sonoro tapatío, es el creador de esta pieza que echa mano del periodismo sonoro para narrar las experiencias migratorias de estas personas que están de paso, en un momento que deja de ser casi en la inmediatez (o que la mayoría de las veces ni siquiera es). La narración que hace Martínez es a partir del audio de 12.2 canales, lo cual es conformado por 12 bocinas distribuidas específicamente en un espacio que emiten distintos sonidos, distintas voces migrantes, y que al hacer una inmersión entre dichos sonidos se experimenta el roce con esas personas.

El espacio donde fue creada esta pieza es el proyecto PAOS Residencias / Museo Taller José Clemente Orozco, un espacio artístico independiente dirigido por la curadora Lorena Peña Brito, y que desde hace 15 meses aproximadamente ha dado vida a la que pretendía ser la morada de Orozco hacia 1948. Durante una residencia de alrededor de tres meses, Diego Martínez creo esta pieza que no sólo son testimonios auditivos de quienes son pasajeros de La Bestia; se complementa con video, fotografías, testimonios escritos en lona, así como información factual sobre la economía y la migración en los países involucrados, todo esto resultado de investigación rigurosa.

Este domingo 29 de mayo es el cierre de exposición en Paos Residencias / Museo Taller José Clemente Orozco, para luego estar un tiempo más en Frontera Galería Urbana en Tlaquepaque. Sin duda, una pieza que tienen que experimentar.

Para el cierre de exposición en PAOS Residencias, está programada un ciclotour por la Vía Recreactiva, saliendo de la Rambla Cataluña a las 11.15 hrs. A las 12:00 hrs una acción en espacio público, en que Diego Martínez mostrará algo de su trabajo sonoro en el parque José Clemente Orozco (frente al Museo Taller JCO), y a las 12:30 hrs una visita guiada a la obra, por el propio artista.

Más información del evento, entren aquí

13293151_10154153619686054_892183706_n

Fuente: Cortesía

Página de Facebook de PAOS
Página web de Diego Martínez


No olviden seguirnos en las redes: Facebook y Twitter.

 

Reseña ‘Capitán América: Civil War’

civil_war

El pasado fin de semana llegó a la cartelera mexicana la última gran producción de Marvel-Disney: Capitán América Civil War. Ya es la treceava película del Universo Cinematográfico de Marvel (MCU por sus siglas en inglés) y se estrenó rompiendo récords de taquilla en nuestro país, además está siendo considerada por la crítica especializada como una obra definitiva del género. Y vaya que estamos ante un buen entretenimiento con grandes momentos, donde brillan sus protagonistas y (no todas) las bien ejecutadas escenas de acción, además de salir airoso adaptando una trama que implicaba grandes cambios logrando mantener la esencia y entregando un filme que entra directamente entre lo mejor de Marvel. Pero hay que ser realistas, Civil War se queda peldaños abajo de ese reducido grupo de películas sobresalientes del MCU (y ni hablar de todo el género) por culpa de una superficialidad de la que ya sufría su contra parte comiquera y de que sus pretensiones aspiraban a más, volviéndola una lluvia de ideas interesantes que muchas veces sólo se quedan en eso. Un mal que viene cometiendo Marvel con la mayoría de sus películas y parece que no quiere corregir. Por cierto, de aquí en adelante encontrarán ligeros SPOILERS.

Vigilando a los Vengadores

civil_war1

Todo parte de una premisa muy interesante: ¿Quién vigila a los vigilantes? No, no tiene que ver con Watchmen pero hasta cierto punto intenta hablar de algo similar a lo expuesto en la obra de Alan Moore. Aquí se colocan a los Vengadores en un enfrentamiento ideológico a causa de los sucesos ocurridos en películas pasadas (Nueva York, Soldado de Invierno y Ultrón), así como en lo que ocurre en la intensa y caótica secuencia de apertura: una misión que termina en éxito pero con bajas colaterales a causa de una bomba suicida que termina con la vida de un villano desaprovechado (no siendo el único personaje desaprovechado de la película). Dicha secuencia sólo sirve en la trama para cuestionar al equipo sobre sus actividades, a pesar de haber recuperado lo que parece una sustancia potencialmente peligrosa para la humanidad, y de la cual no volvemos a saber nada.

Es cuando entra en escena el polémico Acuerdo de Sokovia que obliga a los Vengadores a rendir cuentas a los gobiernos de las Naciones Unidas y que los vuelve agentes que sólo pueden actuar cuando así les autoricen. Por un lado Steve Rogers cuestiona la naturaleza y aplicación de dicho documento pues parece implicar aceptar la responsabilidad de los actos criminales que combaten, pero uno puede darse cuenta rápidamente que las motivaciones del Capitán para cuestionar el acuerdo no son lo suficientemente coherentes con el personaje y sus acciones. ¿Por qué no aceptar un acuerdo que trata de evitar que haya menos daño colateral y menos víctimas inocentes? Su único argumento es que puede haber alguna situación en la que deberían presentarse pero puede no los dejen. Por otro lado Tony Stark cree que es una situación inevitable y que es mejor aceptar ahora dicho acuerdo porque después alguien más los puede obligar, y esto tampoco tiene mucho sentido siendo la ONU y el gobierno de EEUU quienes piden a los Vengadores a firmar el documento sí o sí, sin alguna otra alternativa más que el retiro. Incoherencias así nos encontramos en toda la película, pero a pesar de ello el conflicto funciona no solo porque logran cimentar las bases de cada bando, sino porque es un problema que se viene sembrando en películas anteriores.

civil_war4

El primer acto se resume en poner sobre la mesa todas estas motivaciones, y al margen de todo los hermanos Russo lo hacen bien. Las situaciones de debate y discusión están perfectamente contrapuestas a las secuencias de acción que hacen a la trama avanzar y darle peso dramático a las posturas de los héroes. Podemos tener un equipo preferido, pero no por eso sentimos menos empatía por las razones del contrario, además que la inclusión del villano en turno, Zemo – interpretado de buena forma por el más desconocido que conocido Daniel Brühl (muy buen actor por cierto) – cuya historia y plan van desarrollándose paralelamente con algo más de cautela, nos da la información suficiente para no culpar del todo a los superhéroes. Esto también ayuda a que el efecto sorpresa no sea predecible, e influye lo suficiente para que los dos bandos terminen por llegar a ese enfrentamiento que todos esperamos. Pero el segundo acto, sobre todo cuando el personaje de Bucky termina por ser la manzana en discordia, tira por la borda lo anteriormente planteado y vuelve el conflicto de algo ideológico, político y social (más de una hora se enfoca a eso) a uno meramente personal. A Capitán América solo le interesa defender a su amigo de la infancia y que no pise la cárcel, y Iron Man termina por legitimar una caza de brujas donde no les importa que el Soldado de Invierno sea una víctima de Hydra y su lavado de cerebro, todo por la infundada culpa que siente por la muerte de un estudiante. Absurdo.

Nuevos conocidos y viejos conocidos

civil_war2

Un punto a favor y que generó mucha expectativa es la inclusión de los nuevos personajes. La introducción de Spiderman está muy bien resuelta y sirve como pequeño avance de lo que nos espera en su nueva película en solitario, desgraciadamente su inclusión en el conflicto está metido con calzador, al igual que la de otros personajes como Ant-Man y Hawkeye. El segundo tiene algo más de sentido pero sigue siendo un personaje secundario que no aporta mucho, mientras que el primero decide entrar a la lucha por razones tan absurdas como que es fan de Capitán América y nada más. Por otro lado Black Panther brilla por méritos propios y es uno de los personajes mejor aprovechados. Su participación no se limita al cameo, sus razones están bien establecidas y es parte importante dentro de la esperada pelea y resolución.

Pero estos aciertos costaron, y quienes terminan pagando son héroes tan interesantes como desaprovechados. Visión y Wanda protagonizan buenos momentos que daban para más. Empezamos a ver, aunque poco, una creciente relación entre ellos; pero más interesante es cuando ella decide no ser parte del plan de Tony Stark y se atreve hacerle frente a Visión, en una escena que parecía un preludio a un combate que nunca sucede. Esto me lleva al confrontamiento principal y por el que muchos fuimos al cine: la pelea en el aeropuerto. La escena cuenta con los mejores momentos de la película, con una acción mucho mejor planeada que el resto, con momentos sorpresivos como la gran participación de Ant-Man o secuencias emocionantes como las peleas donde participan Spiderman y Black Panther. Pero también aquí se muestran los puntos más débiles que se ven reflejados en toda la película, como el hecho que Visión y Wanda muchas veces no salen a cuadro; por momentos hace que uno se pregunte qué demonios se encuentran haciendo. Al final da la sensación que no supieron qué hacer con ellos y por eso mejor que salgan lo mínimo en pantalla. Algo decepcionante ya que una hipotética pelea entre los dos hubiera dado para mucho, y el nivel de la secuencia hubiera aumentado exponencialmente. Otro punto en contra es que la lucha termina sin mucho riesgo; sí, no es un mal final para la pelea, pero no toman riesgos y termina sabiendo a poco, porque ni el error de Visión ni la caída de War Machine son suficientes para terminar de romper la relación de los héroes, por mucho que la película no se canse de decir que el grupo está quebrado.

civil_war3

Sinceramente muchos de estos errores no terminan de hacer mal a la película, pero eso se lo atribuyo a que sentimos apego por los personajes no solo porque llevamos 8 años conociéndolos, sino por lo entregados que están cada uno de los implicados. Y se nota que les gusta mucho su respectivo personaje. Scarlett Johansson vuelve a ser de lo mejor con uno de los personajes con más conflictos a pesar de establecer su bando. Chadwick Boseman interpreta a Black Panther, quien tiene cierto acercamiento a Black Widow tanto en la historia como en personaje, y de igual forma funciona de maravilla volviéndolo de lo mejor de la película. Un escalón abajo queda Tom Holland como Spiderman. Lo único malo, como ya dije, es que se siente como un cameo forzado, aunque su introducción está genial porque el actor lo hace muy bien (puntos extras por Marisa Tomei como la renovada y sexy Tía May). Es muy poco para juzgar o considerarlo el mejor Spiderman pero deja buen sabor de boca (personalmente me sigo quedando con el Spiderman de Sam Raimi).

Anthony Mackie como Falcon sigue como secundario pero creo que sale mejor parado que, por ejemplo, Hawkeye, quien por cierto vuelve a ser bien interpretado por Jeremy Renner a pesar de que sigue sin resaltar. Algo similar pasa con Don Cheadle como War Machine: bien pero hasta ahí. Sebastian Stan es Bucky y con todo y que lo limitan a correr y golpear, su conflicto interno lo lleva muy bien. Paul Bettany como Visión y Elizabeth Olsen como Wanda hacen lo que pueden con lo poco que les dan, son los personajes que más me decepcionaron pero por lo desaprovechados que están. Paul Rudd lo mismo, pero gracias a la pelea es que brilla mucho. Chris Evans sigue correcto como Capitán América, pero se nota el gusto que le tiene al personaje lo que ayuda en su interpretación y logra mantener el show cuando las secuencias se centran en él.

Pero al final el que se vuelve a robar la película es Robert Downey Jr. Tanto así que la película pudo haberse llamado Iron Man Civil War y creo que no habría diferencia o incluso tendría más sentido (tampoco habría problema que la llamaran Avengers 2.5, pero bueno). No solo es el que tiene más minutos después del Capitán, sino el que termina por tener más importancia en toda la película, y es parte clave para la resolución final. La última pelea cuenta con la suficiente fuerza narrativa gracias al buen villano que termina siendo Zemo (aunque ni él se salva de las inconsistencias), así como por los tres héroes implicados y la correcta puesta en escena de los hermanos Russo, lo que la vuelven uno de los mejores momentos que nos ha dado Marvel en el cine. Esto deja las cosas muy interesantes para el futuro de los Vengadores y es un buen inicio de la Fase 3.

Diversión y entretenimiento sin riesgo

Como conclusión, Civil War es una película que por méritos propios brilla lo suficiente para considerarla de lo mejor que ha dado la dupla Disney-Marvel. Muy entretenida, divertida y con grandes momentos, pero se queda lejos de ser la película definitiva de superhéroes por los errores que se encuentran en ella y el poco riesgo al que siguen apostando. Esto no solo es culpa de un guión mediocre tirándole a correcto o de la puesta en escena de los hermanos Russo que es buena pero impersonal, sino también por estar atada a un evento cinematográfico mucho más grande, y que poco a poco ha demostrado que Marvel no tiene un plan narrativo concreto como nos han venido diciendo desde hace mucho, más bien hay ideas generales al aire y que van resolviendo sobre la marcha. Esperemos que las siguientes producciones mejoren en ese aspecto, pero el hecho de que vengan más películas introductorias a nuevos mundos y personajes hace creer que esto se va a seguir alargando como el chicle. A ver si no se les rompe antes de tiempo.

’16: ARTLESS salta a la escena

Para las 10 de la noche del sábado 9 de abril del año en curso, La Kalaka presentaba una actividad escasa, contrario a lo que había visto en otras ocasiones en que desde las nueve de la noche (o antes) ya hay alguna banda tocando y varia gente se aglomera lo mismo para ver a la banda como para comprar una chela en busca de relajar un poco el cuerpo. Iván, Pier y Xavier se encontraban arreglando los detalles del backline y de la mercancía, y Vikingo Sin Ley estaba en la entrada del bar en espera de las decenas de las muchas personas que terminarían entrando al show a lo largo de la noche.

Justamente, ellos son parte de ARTLESS, banda tapatía que se formó en marzo de 2015 en los primeros ensayos que los reunió, y que esa noche presentó de manera oficial su EP debut titulado ’16 (aunque ya han tocado varias veces tanto en Guadalajara como en otras partes del país). Y vaya que su propuesta es muy atractiva: con una base de punk, logran combinar muy bien estilos como el indie, shoegaze, rock & roll, surf y otros. Sin duda un sonido firme y estruendoso.

ARTLESS tuvo a bien invitar a varias bandas que presentan propuestas variadas e interesantes: Norway, Fastidio, Maybe It’s A Tiger y The Grindkings.

Los encargados de abrir el show fueron The Grindkings, que presentaron un sonido bastante pegajoso y que invitaba a los asistentes a menear la cabeza en un calentamiento para lo que se vendría más tarde.

Les siguió Fastidio y su hardcore fajadito. Miguel Ángel, Mariana y Percival hicieron retumbar el venue con su música; aunque siento que tocaron muy poco. Me quedé un poco picado cuando terminaron su set.

Fastidio. Fuente: AND Fotografía

Fastidio. Fuente: AND Fotografía

Después, subieron al escenario los Maybe It’s A Tiger, quienes hace medio año aproximadamente presentaron una alineación renovada (con Dan de planta, y Jesús y Aldo en bajo y batería, respectivamente). Estos chicos han recibido buenas críticas en cuanto al amarre de su sonido, un punk/hardcore/noise potente y sin miedo.

Maybe It's A Tiger. Fuente: AND Fotografía

Maybe It’s A Tiger. Fuente: AND Fotografía

Maybe It's A Tiger. Fuente: AND Fotografía

Maybe It’s A Tiger. Fuente: AND Fotografía

Norwayy se presentó justo antes de la banda estelar y la gente que las escuchó se enamoró de ellas.  El pop/shoegaze/indie que presentan sirvió para mantener la base de fans que tienen, y sumar varios más a la lista. Además, desde que sumaron a la bajista siento que su música presenta más cuerpo.

Norwayy. Fuente: AND Fotografía

Norwayy. Fuente: AND Fotografía

Y para cerrar la noche, ARTLESS se encargó de poner a bailar y a gritar a la gente que, lejos de irse, se abarrotaba en torno al escenario. Una vibra muy chingona se sentía en la presentación de ’16, y qué mejor título para su EP debut que el año en que la banda ha concretado las primeras metas que se propusieron.

ARTLESS. Fuente: AND Fotografía

ARTLESS. Fuente: AND Fotografía

ARTLESS. Fuente: AND Fotografía

ARTLESS. Fuente: AND Fotografía

Pueden checar el álbum completo de fotos en la página de Facebook de AND Fotografía. Muy buen trabajo como podrán ver ahí.

Y sigan las páginas de las bandas para que estén al pendiente de lo que se viene para cada una y las apoyen.


No olviden seguirnos en Facebook y Twitter.

 

#BandaDeLaSemana: Maybe It’s A Tiger

cortinillas miat

La semana pasada la banda tapatía Maybe It’s A Tiger (M.I.A.T.) lanzó su segundo EP titulado ‘Resumen de un Año de Odio‘ junto con el cual estrenan alineación. Banda de hardcore-punk, vieron sus inicios en el año 2013, conformada anteriormente por integrantes de otras agrupaciones tapatías, actualmente la alineación se está formada por Daniel Amaya en guitarra y voz, Aldo Rodriguez en la batería y Jesús Tello en el bajo. Hoy en Blanks queremos dedicarles estas líneas a su reciente grabación, ya que nos están entregando un gran trabajo: brutal, duro y directo. Tres canciones que funcionan de maravilla por separado, pero lo hacen mejor como un todo.

El primer corte, Je t’aime comienza con una tranquilidad distorsionada que sirve como un pequeño prólogo a la verdadera intensión de la canción, y de toda la grabación. Cuando entra Amaya grita sin miedo alguno a que su voz se rompa, es él quien rompe con la tranquilidad, como si invitara a sus compañeros a hacer lo mismo. Para cuando canta «Cambiaría un año de odio por ti» ya estamos por completo adentro. Sin siquiera pensarlo, los tres ya están quebrando el aire con el sonido de sus instrumentos, quedando estos desdibujados al servicio de su propio grito (musical), eso sí, sin dejar a lado la gran técnica de la que hacen gala. No hay forma de no darse cuenta lo bien que los tres se están desenvolviendo cada uno en lo suyo.

Cuchillo Negro es el tema que mejor refleja las intensiones del EP. Un corte de tan solo 42 segundos que sintetiza su sonido de la mejor forma posible. La velocidad roba la atención pero no sobre el riff con el que abre el bajo de Tello, la contundencia de la batería de Rodríguez y de nuevo la voz y guitarra de Amaya. Gran canción que su corta duración no juega en su contra (tal vez solo que te quedas con ganas de más).

Como final tenemos a BSK, canción que escogieron como sencillo y que lanzaron con su respectivo video. A lado de ella, Cuchillo Negro pareciera su prólogo, comenzando en el punto eufórico en el que ésta nos dejó. «Perdiendo los recuerdos que ya no están» retumba mientras seguimos en el pináculo del punk de M.I.A.T., que en este tema es donde alcanza su punto más alto. Rápidamente comienza de nuevo la calma. «Nada en el mundo puede controlar el dolor de tu partida» nos declaran, mientras terminamos de entender porqué este es un resumen de un año lleno de odio.

El disco acaba tan rápido como empezó, pero nos deja un viaje salvaje que dan ganas de repetir una y otra vez. Como anteriormente había declarado, son tres cortes que funcionan de maravilla por separado, pero en conjunto es donde más brillan formando una gran canción de hardcore-punk que nos va sacudir la cabeza durante 5 minutos y 44 segundos de pura adrenalina. En definitiva, un gran trabajo realizado por el trío que entre todo lo que ya he dicho demuestran un gran nivel artístico y de técnica; cosa que muchos profesionales quisieran presumir en sus trabajos.

Descarga su EP aquí.

Puedes encontrarlos en Facebook aquí.

‘La Chica Danesa’ Rumbo al #Oscar2016

the-danish-girlFalta poco menos de un mes para que se lleve acabo la para muchos aclamada entrega de los premios Oscar en su 88a edición, es por ello que queremos traerles un pequeño recuento de algunas de las películas más destacadas que se encuentran nominadas a tan aplaudidos y criticados premios. No serán todas las que hay, pero el sentido de esto no es extendernos y abarcar todo lo que acontece a dicha entrega, sino hablar de aquellas que, por las razones que sean, se han ganado la atención tanto mediática como la de los espectadores, además de que no hemos podido darles un visionado a casi ninguna de las películas.

Esta primera entrada la dedicaremos a uno de los estrenos más sonados de esta temporada, al menos hablando del territorio mexicano ya que dicha producción no tuvo una gran acogida en su estreno en los EEUU u otras partes del mundo. ‘La Chica Danesa‘ es la última producción a cargo del oscarizado Tom Hooper, estatuilla que se llevó gracias a ‘El Discurso del Rey‘. Estas dos películas guardan bastantes semejanzas: ambas son biopics históricos centrados en el drama personal de sus protagonistas, causado por un gran problema que les vuelve la existencia un martirio, así como el arduo camino que deben recorrer para poder cambiar su vida, claro, siempre acompañados de sus seres más importantes y queridos. Lamentablemente ‘La Chica Danesa’ se queda a medio camino, y ahí en donde ‘El Discurso del Rey’ llegaba a funcionar (es una película correcta, sin más), aquí falla ruidosamente, apostando por el drama fácil y alejándose de la emoción y empatía que la historia pretendía hacernos sentir.

El que mucho abarca…

the-danish-girl-scene01

El mayor problema de la película es su guión. Escrito por la mano de Lucinda Coxon y basado tanto en la novela de ficción de David Ebershoff como, ligeramente, en sucesos reales, nos cuenta la historia de Einar Wegener (Eddie Redmayne que dudo se lleve el Oscar) – la primera persona que se realizó una cirugía de cambio de sexo – y de su esposa Gerda Wegener (Alicia Vikander, por mucho lo mejor de la cinta). Ambos son una pareja de pintores que viven cómodamente en la capital de Dinamarca donde Einar goza de cierto éxito gracias a sus pinturas paisajistas, mientras Gerda lo tiene más difícil: su obra no es aceptada tan fácilmente por su agente lo que le impide que pueda ser expuesta en una sala de arte, y mucho menos vendida. Convenientemente, y sin razón alguna más la de volver predecible la trama, se deja en claro que lo que ella necesita es una buena modelo para poder crear mejores obras. Modelo que rápidamente termina siendo su adorado esposo, y que solo es posible ser cuando toma el papel de Lili Elbe, la mujer que en realidad es y cuya existencia todos desconocían.

A partir de aquí la película se preocupa más por mostrar la forzada evolución de ambos personajes – diciendo poco con la narrativa de las imágenes o cayendo directamente en lo reiterativo – que en mostrar su desarrollo interno, así como el de sus motivaciones. No quiero caer en spoilers pero por dar un ejemplo, al inicio de la cinta el momento en que Einar tiene su primer contacto con ropa femenina no tiene la fuerza suficiente para hacernos sentir esa conmoción que demuestra el personaje. Y es que la película en todo momento hace uso de arquetipos, momentos y situaciones ya conocidas, lo que termina jugando en su contra ya que por culpa de esto gran parte del metraje se vuelve demasiado predecible y en varios momentos aburrido.

the-danish-girl-scene02

Pero no solo es su guión, Tom Hooper tampoco es que arriesgue demasiado y su puesta en escena se queda en todo momento en lo más académico posible, limitándose a unir con coherencia todas las situaciones que viven los protagonistas, pero sin la potencia necesaria para retratar el camino tan difícil por el que la pareja supuestamente está atravesando. No es que caiga en la mediocridad ni mucho menos, pero no sale de la zona de confort de la profesión. Ni hablar de los apartados técnicos más importantes: música, cinematografía, montaje y demás, impecables cada uno en lo suyo pero nada que destaque sobre la media. Lo menos que se espera de una producción profesional, vaya.

Poco aprieta (pero aprieta)

the-danish-girl-scene03

Afortunadamente la química que hay entre la pareja protagonista (al inicio al menos, y cuando Einar tiene más tiempo en pantalla), ayuda a generar empatía por ellos. Pero sobretodo es el papel de Gerda el que mejor dibujado se encuentra, gracias a la buena actuación realizada por Alicia Vikander. Al margen de que está limitada por el propio guión, la actriz sueca sabe sacar provecho de las situaciones en las que su personaje se ve envuelto, creando tanto a una artista talentosa, como a una esposa insegura, o a una mujer desconsolada; todo por el cambio repentino que vino a transformar radicalmente su vida, cambio que ella misma incitó desde la ignorancia del porvenir. Radical también la transformación física del personaje de Eddie Redmayne, entregado al papel aunque, a diferencia de su compañera de reparto, su Lili está saturada y su evolución no solo no es natural, sino que en varias ocasiones cae en el melodrama más simple, dando por momentos la sensación de que atraviesa por un problema de personalidad y no de identidad. Se limita demasiado volviendo al personaje que más debería conmovernos en el más forzado de todos. Sobre los demás no hay mucho qué decir: si no son anecdóticos, son meros individuos que se restringen a ser el fondo (muy plano) al servicio de la figura.

‘La Chica Danesa’ termina muy lejos de sus pretensiones, que a priori parecían muchas. Aspirar a contar un suceso tan importante, no solo para la comunidad transgénero, sino para la sociedad en general, tocando temas como el de la sexualidad, género e identidad, no es poca cosa. Al final es una película que busca ser políticamente correcta, martirizando e idealizando a un personaje que, sobra decir, pocos conocíamos y probablemente seguimos sin conocer del todo. Gracias al cosmos tenemos Wikipedia para arreglar eso.

 

“Nada volverá a ser igual”: El hardcore-punk jalisciense de los 80 y 90 visita PAOS GDL

A muchos que en ese momento éramos adolescentes el punk nos “reformateó” las ideas, los gustos, la forma de ver las cosas, y más que eso: la vida entera. El punk no lo es todo, pero llegó en un momento vital de nuestras vidas, nos dio un camino, nos indicó por dónde, cómo, con qué y para qué; y de este modo, en algunos tomó el camino de la visión critica, de las ideas agudas y la actitud contestataria, en otros la visión iconoclasta de la música, la estética y el arte, en unos más las trashumancia conceptual. – Germán Hernández, “Con el punk hasta en las venas” (2013)

Al frente de la sala en que nos reunimos, en Casa Taller José Clemente Orozco, se encuentran Javier Audirac (quien fungió como moderador), Israel Martínez, Jesús Zamora y Armando Segovia (Manyu), quienes estuvieron inmersos directamente en los inicios del punk en Guadalajara. Rondando de un lado a otro está también Diego Martínez, registrando en audio y video los pormenores del conversatorio. Por parte del público asistente somos unas 32 personas, calculo yo, quienes vamos a ver la presentación de “Nada volverá a ser igual”, un registro de la escena hardcore-punk jalisciense hasta mediados de los noventa, material que fue publicado en una primera etapa de manera digital y gratuita en 2014 a través de suplex.mx, con tres textos de protagonistas de la escena, imágenes y flyers de las tocadas , y varios tracks de las bandas, que tanto Diego como Israel se dieron a la tarea de recopilar y digitalizar; entre las bandas están: Atheos, La Calaca de Benito Juárez, Draksen, Sedición, A.D.I. y otras más.

nadavolvera

Tiempo después, este material se abre paso en una realidad física, con un libro impreso que enriquecen esta crónica con más textos [de Israel Martínez -Suplex/Abolipop-, Jesús Zamora -Sociedad Secreta-, Sergio Fong -BUSH-, Manyu -Atheos-, Germán Hernández -Sexus Inversus-, y Horacio Espinosa] y los tracks que ya estaban en internet, pero ahora grabados en CD más otros que no habían sido incluidos originalmente.

A la par de la lectura que Israel Martínez hace de su texto “Contra la apatía tapatía: una crónica de la escena hardcore-punk jalisciense hasta mediados de los noventa”, en la pared de la sala se proyectan videos de tocadas de la escena punk en Jalisco de finales de los ochenta e inicios de los noventa. Era una escena incipiente, en sus inicios, donde algunos chavos influenciados por bandas como Dead Kennedys, Sex Pistols, Eskorbuto, The Clash y demás, comenzaron a organizar de manera autónoma tocadas, muchas de ellas en lugares que ocasionalmente o por muy poco tiempo fungieron como espacio para dichos fines.

NVSI_GaleriaExtra_Page_01

Fuente: suplex.mx

Para 1987 el Sapo se encontraba en Estados Unidos, así que el proyecto de radio, de nombre Submisión, tuvo que entrar en pausa. Pero fue en este año cuando el BUSH y colegas organizaron el primer concierto hardcore-punk en Guadalajara, el cual se llevó a cabo en el Foro Jim Morrison, que era un baldío cercano a la Glorieta de la Normal. Para este concierto viajaron del centro del país los grupos SS-20, Anti-Gobierno y Decadencia. De Guadalajara, a pesar de no aparecer en el volante, hizo su debut A.D.I., quien puede ser considerada como la primera banda de hardcore en la zona, a pesar de que su trayectoria haya sido muy extraña. Según miembros de A.D.I. el proyecto estuvo ensayando algunos años pero fue hasta este concierto cuando se estrenaron en vivo, posteriormente participarían sólo en algunas tocadas por un breve lapso y con cambios de alineación. Durante 1989 desaparecieron y, salvo sus más cercanos colegas de la generación, nadie más recuerda a la banda, pues sus integrantes al disolver el grupo hicieron proyectos que nada tuvieron que ver con el punk. En esta legendaria fecha por primera vez se vieron las mohicanas y el slam en la ciudad, además de que se hicieron fuertes contactos con punks de la capital del país. El pandemónium estaba por venir. – Israel Martínez, “Contra la apatía tapatía” (2013-2015)

NVSI_GaleriaExtra_Page_14

Fuente: suplex.mx

En los textos de “Nada volverá a ser igual” podemos conocer que con el paso del tiempo dicha escena incipiente fue afianzándose, y la colaboración entre bandas de diferentes partes del país (particularmente del DF) creció, por lo que invariablemente sumó a la escena. Y con ello, de haber espacios comunes en los que se reunían tanto punks, metaleros y demás, poco a poco se fueron diversificando y especializando, en clara señal de crecimiento. Además, se tiene que no sólo influyó musicalmente a los chavos y las chavas que buscaban en la ciudad espacios distintos a los convencionales, sino que trascendió hacia una dimensión política de su día a día. Sin duda, algo que no puede ir despegado de lo punk.

No todos éramos “punks”, pero sí espectros urbanos que armados de caguamas, churros u otras sustancias en mano y organismo, así como de generosas dosis de Pixies, Eskorbuto o Carcass (todo cabía), íbamos construyendo un muro invisible a nuestro alrededor para crear nuestro propio universo. Y es que lo más punk siempre es y ha sido la camaradería, “If the kids are united…” dirían Sham 69, porque, aunque el punk actual quizás ya sólo sea una moda que a nadie ofende y que se usa para inspirar pasarelas, siempre habrá cosas por las que seguir encabronado y contra las que se puede usar el ruido como estrategia para salir del amodorramiento colectivo. El ruido como un arma para romper con la cotidianidad, y eso, ya es hacer política. – Horacio Espinosa, “Hacer política” (2013)

Hay muchas cosas en el mundo que necesitan documentarse. Una de ellas es esta escena hardcore-punk que queda plasmada en este material, al menos en una etapa inicial. Israel Martínez comenta sobre ello que “Nada volverá a ser igual” queda para que otras personas lleguen a continuar el registro de lo posterior, a manera de la camaradería de lo punk.

Algunos de los textos que conforman el libro, además de imágenes y tracks pueden descargarlos de acá. Pero, en lo personal, les recomiendo que adquieran el paquete físico completo, no tienen ningún desperdicio. Pueden ordenarlo en línea o lanzarse por él a PAOS GDL en Casa Taller José Clemente Orozco, en Guadalajara.

NVSI_GaleriaExtra_Page_26

Fuente: suplex.mx

NVSI_GaleriaExtra_Page_22

Fuente: suplex.mx

NVSI_GaleriaExtra_Page_10

Fuente: suplex.mx

No olviden seguirnos en nuestras redes. Estamos en Facebook y en Twitter.